SOCIALES

24 de junio de 2013

PLÁCIDAMENTE LEÍA EL DIARIO ESTACIONADO EN DOBLE FILA

Esta mañana, en otra clara muestra de desconsideración al volante, un señor mayor se propuso y de hecho lo hizo leer el matutino del día estacionado en doble fila. Este hecho se dio en la calle Balcarce a un costado del banco Nación, frente a una reconocida revistería del lugar.

El hombre se percato de su infracción cuando el colectivo urbano quiso girar en esa esquina para seguir su recorrido. Al intentar la maniobra el chofer del micro se vio obligado a hacer sonar su bocina en al menos dos ocasiones para sacar al empedernido lector de sus cavilaciones. Ante el reclamo  de los transeúntes recién los inspectores que estaban a metros hicieron sonar sus silbatos , pero para entonces el infortunado conductor estaba ya en marcha en búsqueda de un lugar mejor para continuar con su lectura.    

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios