POLICIALES

30 de julio de 2013

A MIGUEL ÁNGEL ORTIZ, LO MATO LA POLICÍA?


Hace un par de semanas se conocía la noticia del deceso de Miguel Angel Ortiz en un accidente de tránsito. Según la policía el infortunio se produjo por el impacto de la motocicleta contra una columna de iluminación. Todo hubiese quedado en eso, si no fuera porque familia tiene dudas y sospechas acerca de cómo realmente ocurrió el hecho. Según relato el padrastro “Llevamos la moto con un mecánico, y este al ver el vehículo aseguro, no, a Miguel lo chocaron por detrás. Porque con un golpe frontal el horquillon no se va a torcer”. Aparte testigos aseguran que al momento del hecho la víctima era perseguida por la policía.

La familia relato que desde un principio tuvo dudas con respecto a este lamentable hecho, en principio por el proceder de  la fuerza policial. Lo primero que llamo la atención es el estado de la motocicleta que a simple vista parecía impactada desde atrás por otro vehículo. A esto se suma la rapidez de la policía en hacer los peritajes correspondientes y levantar todo del lugar. Además, según nos cuenta la familia, con su hijo aun en la morgue, un hombre que presta servicios como seguridad privada muy cercano a la fuerza policial se acerco al domicilio de los infortunados padres para hacerles entender en el medio del dolor que su hijo se había suicidado. La madre del joven declaro” cuando yo lo vi a mi hijo en la morgue a mi no me quedaron dudas de lo que paso, encima peor aun después cuando empecé a averiguar cómo fueron las cosas. Sus pertenencias personales nos las entregaron recién a los cuatro días y el celular no tenía ni un dato, ni una llamada, de las que nosotros hicimos, ni un mensaje nada.  Llevamos la moto con un mecánico, y este al ver el vehículo aseguro, no, a Miguel lo chocaron por detrás. Porque con un golpe frontal el horquillon no se va a torcer. Según relató un remisero que estaba en el lugar, “estando el cuerpo tirado en el piso y vinieron como dos motos con cuatro ocupantes, vinieron a ver si no era la moto robada. Al no poder acercarse le preguntó a un agente que marca era la moto sustraída, no concordando esta con la del occiso. La familia sospecha del proceder de la policía por que en menos de una hora terminaron con el procedimiento y que desconocen que haya habido peritos en el lugar. Cuando fui a cambiarlo a mi hijo en la sala velatorio, el cuerpo aun estaba caliente, lo que me  da a sospechar que, choco, murió y me lo cargaron como si nada. Dicen que el fiscal era Sergio Ríos    

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios