ZONAL

26 de enero de 2015

LA CONSIGNA ES NO SALIR

Los ocupantes de las dos manzanas del Barrio San Martín endurecieron la postura de afincarse en las parcelas que ellos mismos delimitaron.

El discurso unificado que sostienen los ocupantes de dos manzanas en el Barrio San Martín es no dar un paso atrás, inclusive demarcaron límites de sus parcelas y afianzan sus carpas. Desde Provincia y Municipio no aprueban el asentamiento en el que deberá intervenir la Justicia.

La ocupación se inició el viernes, el sábado hubo reunión con el subsecretario de regularización dominial Silvio Miguel Sotelo, pero sin que lograra convencer a los intrusos, quienes reafirman la determinación de permanecer hasta las últimas consecuencias, sin contemplar una desocupación pacífica. No obstante este hecho abrió otras puertas de denuncias y enconos entre Municipio y Ministerio de Desarrollo Urbano y Territorial por la manera de abordaje.

Si bien aclaró que en estas instancias lo que debe primar es la intención de solucionar las demandas de los involucrados, el intendente Ivan Sirich advirtió que solicitará al fiscal, se clarifique la circunstancia mencionada por dos de los ocupantes, quienes acusaron a personal del Ministerio de Desarrollo Urbano y Territorial de sugerirles la ocupación de esas tierras. “Nosotros vimos una camioneta del Ministerio, pero nunca pasaron por el municipio, sumado a los dichos de esos ocupantes, vamos a pedir que se investigue y aclare la situación, porque puede tratarse de falsos gestores que generan este tipo de cosas, aprovechando la necesidad de la gente”, dijo Sirich.

Por otra parte y respecto a la faz institucional que no fue respetada, Sirich expresó “ver una camioneta del Ministerio de Desarrollo Urbano toda la semana en la localidad, saber que estuvo el ministro Gustavo Martínez en los barrios, incluso haciendo un acto, sin haber siquiera informado al municipio de su presencia como acto de cortesía, habla de una falta de respeto institucional hacia quien eligió la comunidad, además de prometer soluciones habitacionales en nuestro ejido urbano, sin siquiera participar a las autoridades del pueblo, lo que no es ético ni correcto”, dijo.

“La falta de coordinación institucional en temas tan sensibles como el otorgamiento de tierras, lleva a un desorden y asignaciones injustas, puesto que todo aspirante debe cumplimentar los requisitos que lo habilitan a ser beneficiario, además se debe hablar claro con la gente para evitar malos entendidos que llegan a instancias como esta, de la cual es muy difícil salir sin que haya reclamos de quienes están en necesidad”, cerró Sirich.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios