PROVINCIALES

27 de febrero de 2015

CON UN CONVENIO CON LA FACULTAD DE ARQUITECTURA, PEPPO SUMA GESTIONES PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA EN ZONAS RURALES

En consonancia con la política de articulación con casas de altos estudios e instituciones educativas, el Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda sumó un nuevo convenio de cooperación y trabajo conjunto con la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad Nacional del Nordeste. En la mañana del jueves, el presidente del organismo, Domingo Peppo y el decano de la facultad, Arq. Gustavo Cáceres, concretaron la firma de un acuerdo para la evaluación de las Condiciones Urbanas de los centros de servicios rurales implementados a partir de la década de 1980 en la provincia del Chaco, entre otros nuevos proyectos.

Ambas entidades mantienen un convenio Marco "de cooperación y Asistencia Técnica" vigente, dentro del cual se han sumado este nuevo acuerdo especifico que apunta a evaluar, planificar y diseñar  nuevos o modificar  Centros Rurales existentes en distintas localidades de la provincia, como  Sauzalito, Nueva Pompeya, El Sauzal, Wichi-El Pintado, Miraflores y El Espinillo por nombrar algunos. En estas actividades el Ipduv brinda apoyo logístico, información y recursos financieros para que profesionales, docentes y alumnos de la universidad desarrollen las investigaciones y proyecciones pertinentes. 

"La idea es reeditar estos proyectos de centros rurales donde se forman pequeñas comunidades rurales y desde ahí tener esa relación directa con el sector productivo fortaleciendo la identidad y esencia de esas familias en la medida que podamos mejorar sus condiciones de vida y analizar no solo la vivienda, sino el hábitat, el entorno, la situación y condiciones del ecosistema que se forma en ese lugar y sus recursos naturales" detalló al respecto Peppo.

El funcionario remarcó que esto engloba además una necesidad planteada anteriormente con el Ministerio de Educación, buscando generar viviendas y mejores condiciones de habitabilidad  en zonas de escuelas rurales. "La idea es fortalecer esas micro comunidades, darle una pata desde la visión y puesta en acción en estas zonas y colonias y en fin dar  igualdad de oportunidades a las familias y ciudadanos que viven en el interior y en distintas zonas de nuestra provincia. En el fondo lo que tratamos de hacer es cambiar la calidad de vida en esencia y eso lo que perseguimos", manifestó.

De la misma forma, agradeció la predisposición de autoridades, docentes y alumnos en que han colaborado en las actividades desarrolladas en el convenio marco "con muy buen resultado", y subrayó: "Es importante el aporte que hace la facultad porque es el centro de investigación  y desarrollo, hay muchos y muy buenos profesionales trabajando y sobre todo una historia de proyectos que fueron buenos que también lo vamos a evaluar en el tiempo".

En esta línea, el decano Cáceres valoró los beneficios que trae que entidades como el Ipduv abran sus puertas a las comunidades universitarias:  "Estamos trabajando en el canal de nuestro deseo de poner la facultad al servicio de la comunidad y formar profesionales que sepan interpretar las necesidades que está teniendo la sociedad, en este caso desde la arquitectura en sus distintas complejidades" y concluyó diciendo: "Los alumnos de los últimos niveles están incorporándose en estos organismos y empiezan a ver plena y taxativamente como va a ser la realidad. Se produce una maduración en la incorporación de los conocimientos y también ellos  van teniendo una prospectiva laboral muy importante. No son van a ser esos jóvenes que anteriormente salían a la sociedad sin saber donde insertarse". 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios