ZONAL

19 de marzo de 2015

DIRECTOR DE ZONA SANITARIA DESMIENTE, ACLARA Y ACUSA

En el cuarto día de manifestación de auxiliares de enfermería frente al hospital, y ante expresiones acusatorias, Simón Bali define su postura.

Las expresiones de los manifestantes que incluso lo hacen mediante pancartas, son orientadas al pedido de trabajo y también se sienten discriminados, considerando que trabajadores que no son del pueblo fueron priorizados. En el mismo sentido, responsabilizaron al director de zona sanitaria por tal preferencia, inclusive citando el hecho que un familiar suyo presta servicios como bioquímico.

Ante tales dichos, Simón Bali habló a la audiencia de “Potencia Informativa” desestimando tales acusaciones por no coincidir con la normativa que se considera para la inclusión de personal en salud, además de observar una conducta discriminatoria de parte de los manifestantes, pues intentan desplazar personas que no son de la localidad, por el solo hecho de ser de afuera, lo que es inaudito.

Las personas que acusan deben saber que las designaciones no son potestad de Zona Sanitaria, sino del Ministerio de Salud, y son por concurso, no antojadizas, así que no se puede responsabilizar por ello a directores, tanto del hospital como de Zona Sanitaria. Respecto a su hermano, expresó que debió cumplimentar el proceso hasta su nombramiento, siendo inclusive el único que se presentó cuando se solicitaban profesionales para el laboratorio.

Bali aseguró que el encono viene del año pasado, puesto que el MIJD, donde estudiaron estas auxiliares, no renovó el convenio con el Ministerio para poder realizar sus prácticas como se hacía antes del mes de septiembre 2014 cuando éste caducó. “No podemos admitir personal que realice prácticas si no existe un convenio entre partes, puesto que hay responsabilidades muy puntuales en cuanto al cuidado del paciente como del alumno practicante, esto llevó a que el año pasado un enfermero Mindolacio fuera a presionarme con un grupo de unos veinte estudiantes, a quienes les expliqué claramente que no estaba en mis manos resolver  la situación”, acentuando en que era potestad del ministerio.

“Este mismo enfermero es quien promueve esta manifestación, porque quiere ganar por cansancio y lograr que el director renuncie al cargo, para tratar de quedarse con él, pero más allá del respaldo total a la capacidad y trayectoria del doctor Giménez, si llegara a renunciar, muy pocas chances tendrá Mindolacio, puesto que sus antecedentes no dan el perfil de un director de hospital”, cerró.

Bali simplificó de este modo la situación, reduciéndola a una operatoria con aparente tendencia a favorecer solo a pocos, exigiendo trabajos unos y utilizando otros para un posicionamiento laboral.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios