EDUCACIÓN

5 de abril de 2015

A 26 AÑOS DE LA LUCHA DOCENTE A TRAVÉS DE LA ATECH, EN LA PLAZA CENTRAL DE RESISTENCIA.

Cuando los ideales que empujan a una sociedad a luchar por sus reivindicaciones y derechos se sostienen con los sólidos pilares de la lealtad, la sinceridad y la verdad, es imposible que se diluyan a través del tiempo.

A veintiséis años de haber ocupado la plaza pública como espacio de expresión de los ideales de vida y educación de la sociedad chaqueña, a través del reclamo de sus docentes –desde el campamento convocado y organizado por la ATECH-, hoy no solo se resignifica, sino que adquiere nuevas y mayores connotaciones. Es innegable que esa sostenida permanencia en la que la familia docente chaqueña puso y expuso sus convicciones respecto de la escuela y la educación públicas con un acampamiento en la plaza 25 de Mayo de la ciudad capital del Chaco por veintitrés días consecutivos, marcó un rumbo certero: jamás se claudicará ante la proclamación de un derecho cuando ese derecho o no está, o pretende ser conculcado por quienes circunstancialmente ejercen el poder. Poder que primordialmente debe quedar claro que el pueblo les confiere temporalmente para que sean garantes de su libertad, desarrollo, progreso y bienestar, y no para que se lo detentase discrecionalmente como a veces se pretende.

Aquella lucha de docentes chaqueños desde las filas de la ATECH, que consustanciados con los ideales de la reciente democracia, jalona una de las etapas más importantes de la historia educativa de nuestra Provincia: o se entregaba la escuela pública, o se la preservaba como una institución en la que el inalienable derecho a la educación sería consagrado desde el hacer cotidiano. Y no estuvimos equivocados, pues hoy la educación se consagra no solo por la declamación, sino por la ley,  que es mucho más importante que toda acción eventual y que trasciende ampliamente la voluntad de cualquier funcionario, cualquiera sea su rango.

La ATECH reivindica haber logrado en dicha oportunidad, sacar al gobierno provincial de la pauta del gobierno nacional, para obtener uno de los mejores salarios docentes del País.

Lucha docente a través de la ATECH, que por otra parte reivindica una de las muertes más injustas en épocas democráticas: la del colega docente neuquino Carlos Fuentealba. Un mártir de la educación que luchó por defender a la escuela de todos: la escuela pública y los salarios dignos de los trabajadores de la educación, combatiendo los montos en negro y la política de desjerarquización de la carrera docente con su consecuente achatamiento de la pirámide salarial, reclamos similares a los nuestros, a los de los docentes chaqueños.

Se equivoca quien piense que la lucha por el salario es solo para beneficio de los docentes; es la incesante búsqueda de posicionar a la escuela y a la educación del pueblo en el lugar que debe estar: el más elevado, exactamente el mismo lugar que prometen elevarla quienes, cíclicamente se proponen para conducir nuestro destino.

Se escuchan algunas disonancias que, oídas en las “generalizaciones”, destinadas a quién sabe quiénes, se arrogan la potestad de ser verdaderos y auténticos defensores de la educación, intentando desprestigiar a quienes gremialmente no piensan como ellos. No es de hidalgos ese tipo de expresiones. Las verdaderas discusiones se dan con el patrón o con el poder de turno, no entre pares, y participando en los ámbitos válidos de discusión, particularmente en aquellos en los que se plantean las reivindicaciones propias del sector. Además de la necesidad de acompañar por supuesto, el accionar gremial sin claudicaciones de por medio, o sea coherente, no con un discurso para los colegas y un accionar distinto a sus espaldas, con firmas de actas o acuerdos espurios con el Gobierno de turno,  para comprometer de manera irreversible derechos que le son propios a los trabajadores de la educación.

La ATECH reivindica hoy, 5 de abril, a veintiséis años,  especialmente, la lucha docente de la Plaza, que marcó un hito histórico en la Provincia y en el País, desde las filas de este Sindicato, como la lucha permanente de la docencia chaqueña desde las filas de la ATECH, Organización Sindical que tiene el honor de contar con una trayectoria de lucha inclaudicable por la escuela y la educación públicas, como por los derechos del conjunto de los trabajadores de la educación de la Provincia del Chaco; ante todos los gobiernos de turno…Gobiernos que han ido sucediéndose a su tiempo, pero que jamás han podido debilitar esta Organización Sindical que reafirma a diario sus principios con su accionar responsable, serio, coherente y que redunda en beneficio del conjunto de la familia docente chaqueña –sin dobles discursos-.

 

                                                                                ROSA MYRIAM PETROVICH

                                                                                SECRETARIA GENERAL DE ATECH

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios